TESINAS      
     

ELSA GONZÁLEZ SÁNCHEZ


LA ATENCIÓN TEMPRANA DESDE LA PERSPECTIVA BIOGESTÁLTICA: Reflexión y análisis de una labor terapéutica

SIPNOSIS.-

Cuando nos preparamos para el nacimiento de nuestro hijo/a se nos agolpan sentimientos diferenciados: de alegría, de ilusión, de miedo, de amor,…. También, casi sin querer, enfocamos nuestros proyectos y nuestros objetivos en ese nuevo ser que va a venir. Pero la naturaleza a veces no cursa con normalidad y es cuando nos encontramos que nuestro bebé, que acaba de nacer, necesita de otros proyectos y de otros objetivos a los diseñados inicialmente. La mamá y el papá tienen ante sí la oportunidad, de descubrir un camino no previsto de crianza.

Los niños que así nacen, por lo general, reciben el tratamiento de Atención Temprana, ya que muchos de ellos presentan un trastorno en su desarrollo o tienen el riesgo de padecerlo. Es por esto que se realiza una atención individualizada en edades tempranas, para potenciar su bienestar y su desarrollo evolutivo, con el fin de dar respuesta a las necesidades transitorias o permanentes que presentan estos menores. La intervención considera la globalidad del menor.

En esta tesina planteo como objetivo principal el sistematizar la labor de la Atención Temprana, considerando para ello mi evolución personal y profesional como terapeuta durante 22 años de trabajo en el seno de la administración local.

La distribución del análisis realizado en esta tesina, presenta en primer lugar los aspectos teóricos, situando al lector en la fundamentación e intervención de la Atención Temprana. En segundo lugar en el contexto donde se lleva a cabo, esto es, en la zona sur de Gran Canaria en concreto en los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santa Lucía. En lo referente a la intervención el abordaje se realiza atendiendo tanto al menor, a la familia, como al entorno inmediato.

¿Cuál es el objetivo prioritario en cada una de estas intervenciones?

En primer lugar se ofrece al niño o a la niña un lugar de placer con el fin de ir consiguiendo un ajuste empático entre la terapeuta y el menor, y así poco a poco ir cubriendo todas sus necesidades.
En segundo lugar se trata de estar atento a las demandas de la familia y conseguir que adquieran compromiso con ellos mismos y con su hijos/as. Es también un lugar de terapia para los padres pero con el objetivo de armonizar la interacción del hijo/a – familia – terapeuta.
En lo que se refiere al entorno inmediato del menor, es importante para la intervención ofrecer a los educadores y/o profesores del niño información de su evolución así como obtener datos que ayuden a comprender mejor la situación del menor.

Para el profesional de la Atención Temprana es importante conocer la evolución del menor, para ello extraigo de la psicología evolutiva aquellos aspectos necesarios aplicables a este tipo de intervención, al mismo tiempo incorporo a las distintas teorías los conocimientos y los conceptos vinculantes de la Biogestalt, estableciendo un paralelismo entre las distintas teorías. El objetivo que se procura con todo ello es conocer paso a paso la formación psíquica, física y emocional del menor.

En todo proyecto personal y profesional conviene tomar distancia para darnos cuenta del camino recorrido y para situarnos en el aquí y ahora. Éste es otro de los aspectos desarrollados en la tesina donde se observa y valora qué ha influido en la línea de intervención y en la acción terapéutica que he desarrollado a lo largo de estos años. El hecho de haber sido un recurso único en la administración, sin ninguna vinculación real y propia dentro de un grupo de trabajo, hizo que me surgiera, en los inicios de mi labor como terapeuta, la necesidad de buscar dentro y fuera de mi: mi espacio, mi rol, etc…Con ello y en el proceso de ir desmenuzando cómo ha sido y cómo es mi función fui reedescubriendo:

Mis resistencias; ahondando para ello en la formación de mis corazas y reviviendo una vez más las pérdidas y los mensajes recibidos y cómo estos aspectos me alejaban de mis necesidades reales y cómo en otro sentido, se manifiestan en la sala de Estimulación Temprana.
Mi estado físico y gestual; es decir mi respiración y mi postura corporal, elementos en observación continua dentro de la sala de Estimulación Temprana.
El recuerdo de sí; comprendiendo así mis estados internos y con ello mis necesidades, consiguiendo cada vez más conocimientos con el propósito de adquirir herramientas de auto observación y observación del proceso personal y profesional, con el objetivo de ir logrando una escucha neutra.
Mis emociones negativas y mis Yoes; conociéndolos y dirigiendo mi atención a la des-identificación de esas emociones con el fin de perder cada vez más el “vivir mecánico” y dándome cuenta de todas aquellas escenas que me resuenan cuando realizo mi labor como terapeuta, con el objetivo de tomar conciencia en dónde estoy y hacia dónde me dirijo.

La última parte de esta tesina refleja un análisis del soporte de la biogestalt en mi intervención como terapeuta de Atención Temprana, llevándolo a la práctica con la exposición de un caso concreto.

Este trabajo me ha permitido conocer más herramientas y estrategias para reedescubrir dentro de mí la motivación y así estar despierta conmigo misma y con los demás. Para aumentar la conciencia de mi actitud frente al trabajo, y de la escucha hacia mi, hacia el niño/a y hacia su familia. Para ir poco a poco dirigiendo más mi atención a lo qué dice la mamá, o el papá, a cómo lo dice, cuándo lo dice y a qué no dice.
Cada vez dedico más tiempo y energía a mover la emoción del niño/a y la de su mamá y papá y a poner palabras de lo que pasa en la sala de Estimulación Temprana, con el objetivo de hacer comprender las situaciones que surgen y poco a poco sean integradas por las familias y el niño/a en la vida diaria.