TESINAS PROMOCIÓN 2010-2013    
   

LAURA CALLERO DUARTE


Directora de Tesina:
MERCEDES ESTÉVEZ MÉNDEZ
Pedagoga
Terapeuta en Biogestalt

LA INFLUENCIA CORPORAL
PARA LA ARMONIZACIÓN DE LOS CHAKRAS

La Biogestalt está dirigida a la evolución personal. El propósito es la liberación del individuo a través del autoconocimiento y aprendizaje de la recuperación de la capacidad del placer. Siendo conscientes de qué es lo que realmente nos lo provoca y minimizando todas las emociones negativas que nos lo impiden.

Esto conlleva que el primer abordaje sea desde lo corporal con sus funciones y disfunciones características, aparecen por tanto, tres centros encargados de activar y dirigir todas las acciones. (Centro Emocional, Centros Motor y Centro Intelectual).

La combinación de sentir, hacer y pensar está en el ser humano, y la Biogestalt entiende que el equilibrio y armonía entre los tres centros nos lleva al placer, y como consecuencia hacía la salud. La desarmonía nos lleva a la neurosis y ésta a la enfermedad. La forma personal en la que se presenta esta desarmonización es lo que llamamos carácter.

La Biogestalt dirige el Trabajo hacía estos tres centros, motivando la atención para desarrollar la capacidad de observación y “darnos cuenta” de los bloqueos energéticos que se manifiestan a nivel corporal. Que no son más que el reflejo del bloqueo emocional.

El trabajo corporal colabora a disminuir la contracción corporal y a aumentar la respiración. Tenemos siete anillos, segmentos o chakras donde se pueden percibir los bloqueos.

El cuerpo humano necesita la energía para sobrevivir, y esto no solo se traduce en su necesidad de alimento, aire y percepción por los sentidos, sino también en su capacidad de transformar esta energía en reserva de materia como el crecimiento del propio ser. Por ello cabe afirmar que el cuerpo es, además de un lugar de captación, una máquina de transformación.

La Biogestalt busca una intervención integral de la persona.

Entre las tradiciones antiguas místicas está el Tantra, que estudia al ser energético del Hombre, definiendo los tipos de energía que le son característicos y localizándolos en zonas corporales concretas (Chakras). A cada Chakra se le atribuyen cualidades energéticas específicas y como dice el Dr. Asín en su libro TANTRA:

“Tantra es práctica. Una práctica plural, exigente y apasionada que desarrolla sus actividades sobre el hombre en su integridad… una práctica total, planificada para que el hombre de nuestra era disponga de unos instrumentos adecuados para su realización: de su cuerpo, de su mente, de sus emociones.

Tantra es Trabajo de Uno Mismo, consigo mismo, sobre Sí Mismo.”