TESINAS PROMOCIÓN 2010-2012    
       

REBECA ROJAS JIMÉNEZ



Directora de Tesina:
Ana María Correa García
Trabajadora Social
Terapeuta en biogestalt

UNA NUEVA GESTACIÓN
La esencia de mi sexualidad

Mi sexualidad por una parte y mi esencia por otra han sido los motores que he escogido como temas principales para cerrar a un nivel vivencial más profundo estos tres anos de formación.
Aclarar e investigar los motivos de mi confusión y autoengano con respecto a la sexualidad, para poder comprenderme desde mi carácter más enfermo.
Precisamente esta sensación continua de estar perdida fue la que me llevó, una vez sanados ciertos aspectos, al reencuentro de la esencia de mi ser.
He querido plasmar términos que se definen como título de esta tesina para darle un solo significado; la certeza de que algo nuevo se está gestando con respecto a la forma de comprender mi sexualidad, mucho más enfocado desde la esencia y desde su sentido original.
El carácter danado y la forma de expresarlo a través del sexo han formado parte de mi vida diaria y con todo esto he tenido que caminar.
Creo que al hablar y desarrollar algunos puntos de índole sexual, le estoy dando pie a que este tema ocupe el lugar que le pertenece.
El sexo sin artificios ni máscaras sofisticadas, sin necesidad de exponerme sino hasta donde yo decidí que era sano para mí.
"Mostrarme sin demostrar"
El recorrido que he utilizado para tratar este tema ha sido sobre todo desde una parte vivencial, me he apoyado en pilares fundamentales de la  Biogestalt, tales como: la formación del carácter (lo que no hubo) la multiplicidad de mis yoes sexuales, contrastado de manera biográfica como prueba de la importancia que tiene la crianza de nuestra familia y su impronta en nuestra forma de caminar en nuestras vidas.
El Círculo Realidad - Locura  del doctor Antonio Asín, como movimientos de escape hacia mi realidad sexual, el eneatipo y también su movimiento hacia la enfermedad y hacia la sanación.
El primer paso para el cambio es darse cuenta de que uno ya está cambiando.
Muchas han sido las resistencias con este asunto, y reconocer cambios positivos en mí era algo que me suponía compromiso al respecto y eso me asustaba por novedoso en mi vida.
Una vez asumidos esos cambios y todo lo que conlleva, pude mirar atrás y darme cuenta de que en la actualidad te lo pones fácil, lo ves todo más nítido y llevadero. Y lo mejor es que no hay vuelta atrás por mucho que tu propio carácter te empuje a ello. Puedo, pues, confirmar que todo este proceso, incluida la Tesina, ha sido sanador.

"Carácter y Sexualidad" (LA DAMÍSIMA TRINIDAD) es un capítulo que pertenece a la parte central de la elaboración de la tesina, y la considero una parte relevante y creativa de ésta, un punto de inflexión que me ha permitido poner nombre a los múltiples yoes que sacaba a relucir cada dama, ubicar cada rol sexual donde le pertenecía, así como tomar consciencia de cuán arraigados estaban algunos y  lo maleables que eran otros.
Este acto en sí fue el resultado del darme cuenta de lo mucho que se ocupaban de mí estas damas en el pasado y de la poca falta que me hacían en la actualidad, al haberlas conocido en profundidad y, sobre todo, comprender el por qué de su existencia durante todo este tiempo.
MÍA, fue el personaje que creé para darle vida a la parte de mi carácter psicopático impositivo. Una mujer aparentemente segura de sí misma, soberbia y manipuladora. Movida por las ansias de poder, se divierte a través del juego sensual y enredos con hombres, dejando muy poco espacio para la espontaneidad y entrega que se supone requiere un momento en el que se comparte intimidad con otra persona. Es incapaz de comprometerse y de valorar a las personas como tales, sino como meros instrumentos que le llevan a sus objetivos egoicos.
Si hay una imagen que pueda servir para hacer un símil de la vez que descubrí a TUYA (oral contrafóbica) fue a una nina aferrada a la pierna de su hermana mayor MÍA, asombroso e impactante personaje que había tenido bien escondido hasta entonces.
Descubrir a TUYA, fue descubrir mi parte más vulnerable, débil, y pusilánime. La fortaleza y protagonismo de MÍA me había despistado por completo de ocuparme del desnutrido corazón de TUYA.
Una mujercita inmadura, receptiva sexualmente pero con una única finalidad, sentirse acompanada para poder dejar de vivir aunque fuera por unos instantes, con esa continua sensación de desamparo.
Con SUYA (masoquista) fue mucho más fácil. Contenida y refunfunona dama, que ya había descubierto en los anos de Formación y que en muchas ocasiones salió a defenderme para que acallara mis emociones y las guardara bien adentro, no sea que dejaran de quererme por hacerlo.
El trabajo con la Damísima Trinidad prosigue cuando a cada una de ellas les dedico mi agradecimiento por haber estado acompanándome casi todo el tiempo. A partir de aquí surge de manera mágico-causal la despedida de esta triada de damas.
En este mismo apartado quiero hacer mención al acto terapéutico en sí que encerró dicha acción. Limpieza y cura a través de la gratitud y descanso de estas damas.
"Agradezco a cada una de estas damas cómo me defendieron a ultranza durante todo este tiempo, y aunque sé que no va a ser un descanso eterno, les invito a que me dejen actuar, a mí, sin dama que valga"
"Ya no me apetece andar jugando como hacía MÍA antano, me cansé. He cambiado, me he vuelto más auténtica y espontánea en cada cosa que hago, incluida mi sexualidad"
"Esa bebé gigante que es TUYA, se convierte en una mujer responsable de sí misma, sin poner en los demás expectativas y suenos irreales"
"SUYA, cuando dice que no, lo dice desde el respeto que ya se tiene. Con su sexualidad es igual, al no aguantar ya situaciones incómodas que le alejaban del disfrute;  a decir "no" sin miedo alguno.
Al aprender a decir no, automáticamente aprendió a darle la bienvenida a los múltiples síes que han llegado a su vida; sí a su independencia, a sus gustos y preferencias"

Una vez sanados y comprendidos ciertos aspectos, me centro en cómo puede ser una sexualidad más libre y sana.
Para ello me apoyé en los tres centros (intelectual, emocional y motor) desde una visión de entrega al otro y a uno mismo. Así como el hecho de intentar aportar ideas de cómo se nos puede ir la energía cuando no estamos en la entrega.
"La entrega es estar presente en el proceso, es recorrer el camino"
"?Cómo podríamos entregarnos plenamente con otra persona si antes no somos capaces de estar a solas con nosotros mismos y con nuestra propia sexualidad?"

Siguiendo el camino de la salud y la sanación, he hecho un apartado donde nombro la relación con mi cuerpo y la aceptación de éste. Y cómo de manera espontánea surge un paralelismo entre mi cuerpo, la ingesta de alimentos y la danza como medio de creatividad y sanación para conectar con mi cuerpo.
"Me he vuelto más esencial con mi cuerpo; lo observo como un conjunto. Cada vez surgen menos los juicios acerca de él. En su lugar, le doy la importancia que se merece, es el receptáculo que me va a acompanar en este mundo material y como tal se merece mi respeto. Soy materia y soy capaz de darle placer a esta. Porque si no, ?cuál sería la motivación vital de estar aquí, con un cuerpo?"

 

Fueron puntos cruciales en el descubrimiento de una sexualidad plena:
1) EL ORGASMO planteado como la forma más sublime que tiene el ser humano de rendirse al propio ego.
"Cuando comienza un encuentro sexual, no desaparece por arte de magia nuestro carácter, sino que nos lo llevamos a la cama y con él es con quien tenemos la brega"

2) La relación personal con LA PENETRACIÓN y la clara conexión que descubrí  con respecto a profundizar en mi  desconocido, doloroso y temido interior.
"Dejar entrar, implica compromiso directo con tu ser interior, tenerlo presente a pesar de que otra persona esté, de alguna manera, dentro de ti"
3) Poder tomar conciencia del error que significa confundir el  histrionismo como síntoma de  placer.
4) Y por último, como punto culminante de este trabajo, llegar al camino de la SEXUALIDAD SAGRADA.
"La sexualidad sagrada es un concepto poderoso que ha perdurado durante milenios. La idea aúna dos de nuestras fuerzas motrices primigenias y establece que algo primario (el sexo) puede ser también profundamente satisfactorio en un nivel más profundo de nuestro ser". Aportando ejercicios que en su momento se facilitaron en la  Formación de Biogestatl, como posibles herramientas para la conexión con la sacralización de la vida y por ende de los sentimientos sexuales, tales como la práctica de la técnica de la Meditación Kundalini y el Tantrismo en Biogestalt, con la profundización en la práctica de la Meditación de la Plegaria.